Cuando comencé a escribir este artículo sabía que uno de los temas obligados era la crisis financiera mundial y su efecto en las Pymes. Mi idea era transmitir a los empresarios que este momento de tensión mundial deberíamos verlo más como una serie de oportunidades para crecer y desarrollar nuestros negocios que como una crisis en si. Pero cómo hacerlo en medio de tantos comentarios de “expertos” financieros haciendo las mismas recomendaciones, casi todas basadas en un miedo irracional e inédito de los mercados. Pasé todo un fin de semana tratando de descifrar la mejor manera de transmitir mi mensaje sin lograrlo.

Llegó el Lunes y en mi primera sesión de Coching de la semana mi cliente me comentó que iba a incrementar su meta de ventas para el cierre del 2017, pues la del trimestre anterior la había alcanzado con relativa facilidad. En la segunda, mi cliente me recibió con la noticia de había tomado la decisión de incrementarse el sueldo pues los flujos de efectivo de su negocio ya se lo permitían; en la tercera, mis clientes me platicaron que se iban a una convención internacional en EU por 10 días (sí, con el dólar a $19!!) y para la cuarta, el grupo de socios que tengo por clientes me dijeron que habían contratado 3 personas pues su actividad comercial así lo demandaba, ¿no es esto interesante?. Por supuesto que tocamos el tema de la crisis financiera  pero como un mero tema de fin de semana, le dedicamos tal vez 10 minutos y de inmediato pasamos a las sesiones y claro, esto me dio la pauta para enviar el siguiente mensaje.

Verás, el principal factor influyente en el éxito o fracaso de tu negocio no es la crisis financiera, no es el gobierno, no es la falta de financiamiento, eres tú como dueño del mismo. Algo que debes aceptar es que la única razón por la que tu negocio está donde está, bien o mal, es debido a ti. No hay buenos o malos negocios, hay buenos o malos dueños de negocios. Si eres capaz de reconocer y aceptar que el único responsable de tus resultados eres tú mismo entonces serás capaz de corregir lo que tengas que corregir hasta lograr tus metas, con crisis, sin ella o a pesar de ella.

Es verdad, muchas Pymes cerrarán sus puertas en esta época, pero sólo un porcentaje muy reducido lo hará por la crisis financiera; la mayoría de ellas lo hará porque su dueño decidió, presa del miedo, de creencias limitantes o de falta de conocimiento empresarial, no tomar la acción necesaria para cambiar su realidad, es decir, decidió tomar la realidad de otros como la suya propia, permaneciendo en la inacción absoluta y por ende, sin conseguir resultados satisfactorios.

Pero entonces, ¿qué tienen en común estos clientes a los que hago mención en líneas anteriores, empresarios comunes como tú y como yo?,  ¡Conocimiento de negocios!. Así es, el miedo es producto de lo que no entendemos, de lo desconocido y tener miedo paraliza. Piensa en esto por un momento: tu problema no es que tu negocio te deje poco dinero, tu problema es que no sabes cómo hacer para vender más; tu problema no es que tus clientes sólo te busquen por precio, tu problema es que no sabes cómo educar a tu cliente más en el valor que en el precio; tu problema no es que te la pasas apagando incendios todo el día, tu problema es que no sabes cómo delegar actividades de bajo valor.

Así como en la era agrícola los dueños de las tierras (señores feudales) eran los dueños de la mayor parte de la riqueza mundial, en la era industrial lo eran los dueños de las fábricas (Henry Ford), en la era tecnológica lo eran los dueños de la tecnología (Bill Gates), estamos viviendo la era del conocimiento, en donde personas como Warren Bufett,  el inversionista más exitoso del mundo y evidentemente con sólidos conocimientos de negocios es el hombre más rico del planeta, de esta misma manera los empresarios y dueños de Pymes que aspiren, no sólo a sobrevivir la crisis, sino a desarrollar y hacer crecer sus negocios aún en medio de ella, serán los que mayor preparación y conocimientos de negocios tengan, así de simple!!.

Aprovecho este articulo para invitarte a nuestro seminario en línea: Finanzas para empresarios, no para contadores. Donde te enseñaremos como controlar las finanzas de tu empresa, interpretando una sola hoja.

Para registrarte da click aqui.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 5 =