Hola empresario! Te saluda Miguel Angel Diaz Leo de Best Coaching México y LA.

Te comparto que hoy me encuentro haciendo los preparativos para recibir en casa, a un grupo de amigos con los que vamos a pasar una tarde de carnes asadas, bebidas y buena charla. Y tal vez te estarás preguntando ¿y a mi esto qué demonios me importa?.

Bueno, quise compartir contigo esto para motivarte y para decirte mirándote a los ojos “sí se puede”.
• Si se puede hacer que tu negocio funcione bien sin que tú tengas que estar en él todo el tiempo
• Si se puede construir una empresa que te proporcione libertad financiera y de tiempo de manera simultánea
• Sí se puede construir un equipo de trabajo de alto rendimiento que opere tu empresa mejor que tú mismo
• Sí se puede…

Y te lo digo con tanta convicción porque yo ya pasé por este proceso. Hace alrededor de 12 años para mi organizar una comida con mis amigos en mi casa sin tener que preocuparme por nada más que por pasarla bien era algo realmente impensable. Básicamente porque yo era un empleado que ganaba alrededor de $25,000 dólares al mes pero trabajando de Lunes a Sábado de siete de la mañana a ocho o nueve de la noche. Por supuesto no tenía ni el dinero ni el tiempo libre para poder hacer algo como lo de hoy.

Pero, ¿sabes algo?… un buen día simplemente me cansé. Me cansé de dormir en hoteles, me cansé de comer yo solo en restaurantes; me cansé de vivir en aeropuertos, me cansé de no tener tiempo para cuidar mi salud, me cansé de que cada novia que me conseguía me dejaba al poco tiempo porque sólo la veía los Domingos y un ratito porque siempre estaba agotado.

Entonces decidí que no quería pasar mi vida de esta manera y fundé Best Coaching pero con el objetivo de que este negocio se convirtiera en mi pase a la libertad financiera y de tiempo que tanto ansiaba. No te voy a decir que lo conseguí de inmediato o que fue muy fácil, para nada. Tuve que pasar varios años aprendiendo cómo hacerlo pero cuando finalmente lo aprendí, cuando finalmente dominé la técnica, efectivamente empecé a disfrutar la recompensa de tantos años de estudio, preparación y dedicación.

Hoy soy un empresario dueño de varios negocios y entre todos he promediado en los últimos 5 años, ingresos anuales de $280,000 dólares pero trabajando sólo de Lunes a Jueves de ocho de la mañana a dos de la tarde. Por supuesto esta cantidad de dinero y de tiempo libre me permiten darme muchos lujos con los que antes ni siquiera soñaba. Vivir al pie del río, a un par de cuadras del mar, convivir con la naturaleza dentro de la ciudad y tomarme todos los Viernes libres para poder agasajar a mis amigos son sólo algunos de ellos y todo se lo debo al conocimiento que adquirí y que sigo adquiriendo en materia de desarrollo de negocios.

Ahora, déjame hacerte algunas preguntas:

• ¿Cómo te hizo sentir esa ocasión en la que tuviste que decirle a tu hijo que no podrías ir a verlo jugar en su partido de fútbol porque debías ir a tu negocio a trabajar?
• ¿Qué sentiste al ver la carita de desilusión de tu hijita cuando tuviste que decirle que no podrías ir a verla actuar en el recital del día de la primavera de su colegio porque tenías que ir a atender el negocio?
• ¿Cómo te sientes cada vez que te ves al espejo y notas que has ganado varios kilos de peso porque tu negocio no te deja tiempo para ejercitarte o para comer sanamente?
• ¿Cómo te hace sentir el darte cuenta que tu negocio te está robando la salud y la vida a tan corta edad por sufrir ya padecimientos como hipertensión, diabetes, obesidad, ansiedad y todos esos males que aquejan a las personas que se someten a niveles de estrés demasiado altos?
• ¿Qué sientes cada vez que llega el fin de mes y te das cuenta de que los únicos que ganaron dinero en tu negocio fueros tus proveedores o tus empleados y el que tú lograste llevar a casa, apenas fue suficiente para cubrir tus gastos de vida?

Estas preguntas yo sé que son dolorosas pero es necesario que te las hagas y las respondas con absoluta honestidad para que puedas tomar conciencia y resolver el problema que más comúnmente aqueja al 98% de los dueños de negocio de México y de América Latina y que seguramente te está torturando a ti también: ganan poco dinero en comparación al número de horas que invierten en su empresa, o por lo menos, no ganan el dinero que necesitan para llevar el estilo de vida que desean aunque se la pasen en el negocio todo el día.
Descripción del problema

¿Y sabes por qué sucede esto?… porque los dueños de negocio son muy buenos en la parte técnica u operativa de sus empresas pero no tienen ni idea de cómo manejar la parte estratégica. Te pongo el siguiente ejemplo: imagina tu negocio como si fuera un barco, ¿dónde debería pasar la mayor parte de su tiempo el capitán de un barco?. Pues en el puente de mando, ¿no es así?. ¿Y qué es lo que ahí debería estar haciendo?. Cosas que hacen los capitanes como analizar indicadores, leer los instrumentos, tomar decisiones y darle instrucciones a su tripulación. Ahora, ¿cuánto tiempo efectivo le lleva hacer lo anterior al capitán?… tal vez 4 horas al día. Por eso tú vez que el capitán también pasa parte de su tiempo haciendo relaciones públicas, cenando o comiendo tranquilamente con sus pasajeros o atendiendo personalmente a los mejores clientes del barco.

Bueno, ahora imagina que tú eres un cocinero de un barco y que eres muy bueno. Es más, eres tan bueno que te pagan muy bien y ganas tanto dinero con tu profesión que llega el momento en que juntas lo suficiente para comprar el barco.

Si tú compras el barco, ¿dónde deberías pasar ahora la mayor parte de tu tiempo, en la cocina o en el puente de mando?. Obviamente en el puente de mando porque ahora tú ya eres el nuevo capitán. Sin embargo, como eso no lo sabes hacer, ¿qué es lo que va a suceder?. Que te vas a sentir fuera de lugar, incómodo y hasta torpe simplemente porque tú no has sido entrenado para dirigir un barco, tú fuiste entrenado para cocinar y como eso es lo que dominas y haz hecho muy bien durante años, lo más probable es que decidas bajarte a la cocina y dejes el puente de mando acéfalo y tu barco a la deriva. Y todos sabemos lo que sucede con los barcos que navegan a la deriva: navegan sin rumbo fijo o encallan en algún lugar.

Pues bien, esto mismo te está sucediendo en este momento. El conocimiento que te alcanzó para poner tu negocio hace 10, 5 o menos años no es el mismo que te alcanzará para hacerlo crecer. Si tú eres un carpintero, un mecánico, un doctor, un arquitecto, o lo que sea, estás lleno de conocimiento técnico y gracias a este pusiste tu negocio pero tú sabes porque lo vives día a día, que ese conocimiento no te bastará para construir una empresa que te proporcione libertad financiera y de tiempo de manera simultánea

¿Qué hacer entonces?… muy sencillo, empieza a desarrollar habilidades para convertirte en el capitán de tu negocio. Deja de ser sólo el cocinero y enfócate en aprender lo que necesitas aprender para asumir con éxito tu verdadero rol de dueño de negocio que trabaja poco y gana mucho en lugar de seguir operando tú mismo tu empresa, trabajando largas horas y ganando lo suficiente para apenas pagar las cuentas.
Existe una metodología probada a nivel mundial para conseguir lo anterior, es decir, para pasar de un autoempleo a un verdadero negocio. Esta metodología es de 5 pasos y son en realidad muy sencillos de comprender:

Paso 1: Control. El objetivo aquí es que tú controles tu negocio en lugar de que este te controle a ti. En qué momento sabes que tienes el control de tu negocio?. Cuando ganas lo que quieres ganar y cuando trabajas lo que tú quieres trabajar
Paso 2: Crecimiento. El objetivo aquí es diseñar, implementar un plan de mercadotecnia para incrementar el efectivo de tu negocio con el objetivo de que lo hagas crecer
Paso 3: Consolidación. En este paso de lo que se trata es de documentar, sistematizar y automatizar las operaciones rutinarias de tu empresa para que cualquier persona con el mínimo de experiencia o habilidades las pueda hacer igual o mejor de lo que tú las haces en este momento
Paso 4: Expansión. Aquí te debes dar a la tarea de agregar más productos o servicio a tu portafolio para vender más (esto se conoce como expansión vertical) o poner más sucursales de tu negocio o franquiciarlo lo que se conoce como una expansión horizontal
Paso 5: Libertad. En este paso cosecharás lo sembrado en los pasos anteriores y obtendrás lo que estás buscando: libertad financiera y de tiempo de manera simultánea a través de tu negocio

Por supuesto yo te la platico muy rápido y en unos cuantos minutos pero es obvio que, aunque la metodología es fácil de entender, requiere de mayor estudio para poderla implementar. Te la explico en detalle más adelante pero antes, sólo imagina lo siguiente…

• ¿Qué representaría para ti poder ganar $200,000 dólares o más libre de polvo y paja anualmente pero trabajando sólo de Lunes a jueves de ocho a dos de la tarde?
• ¿Qué estarías dispuesto a hacer para darle a tus hijos la mejor educación que el dinero pueda pagar?
• ¿Qué significaría para ti y para tu familia poder tomar vacaciones tres o cuatro veces al año sin tener que estar preocupado por lo que está sucediendo el negocio?
• ¿Qué estarías dispuesto a hacer para recuperar tu salud o tu forma física haciendo más ejercicio y alimentándote mejor sin descuidar los resultados del negocio?
• ¿Cómo mejoraría la relación con tu pareja o con tus hijos si de pronto pudieras disponer de todas las tardes para dedicárselas a ellos?
¿Es lo anterior algo que te motiva, te excita o te emociona?.

Si llegaste hasta aquí viendo este vídeo, estoy seguro que así es y ahora debes decidir si te quieres quedar como estás ahora o si valdría la pena para ti hacer un pequeño esfuerzo, salir de tu zona de comodidad y aprender a hacer las cosas que harán que ganes más dinero, trabajando menos horas en tu empresa y como resultado, mejorarás enormemente la calidad y el nivel de vida tuyos y de tu familia.

Si te decides por la segunda opción, haz click en el botón “Más información” y yo te espero al otro lado con la solución a este problema que por cierto, verás que es más simple de lo que te imaginas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =