Liderazgo y equipo de trabajo

Los 3 sombreros que todo dueño de negocio usa… ¿cuál es el mejor para crecer?

Como empresario, todo el tiempo estás jugando 3 roles e intercambiándote 3 sombreros:

  • El rol de emprendedor. Es el rol que te impulsó a poner tu negocio. Fue la vocecita interna que te dijo que te independizaras para que pudieras ganar más dinero y más tiempo libre, en otras palabras, para mejorar tu calidad y tu nivel de vida. Además es el rol al que continuamente se le están ocurriendo ideas de negocio, el que tiene clara la visión de a hacia donde debe dirigirse tu empresa y el que mantiene la ilusión de que “todo mejorará” para no darse por vencido.
  • El rol del gerente. Es el rol que debería encargarse de ejecutar la visión del Emprendedor. De que se documenten e implementen de manera efectiva los procesos y sistemas adecuados para que la empresa pueda dar los mismos resultados una y otra vez. De implementar los controles necesarios para medir el desempeño de todos en la organización. De esta forma la empresa crecerá con orden y estructura.
  • El rol del técnico. Es el que ejecuta las cosas, el que hace las labores operativas, las labores tácticas. Es el que opera los procesos y sistemas que en teoría debió haber definido e implementado el gerente.

Pero, ¿qué es lo que sucede con la mayoría de las Pymes?

  • El rol del Técnico es el que prevalece, toma el control de la empresa porque es el que se la pasa operando, resolviendo problemas todos los días y apagando incendios. Este es el rol natural de la mayoría de los empresarios simplemente porque es el que “sabe cómo hacer las cosas” y porque “nadie lo puede hacer mejor”. Adicional a lo anterior, nuestro sistema educativo se enfoca en crear técnicos especializados en saber hacer las cosas: doctores, abogados, ingenieros, contadores y todo lo anterior da como resultado que este –el técnico- quiera pasar todo el tiempo trabajando, tal y como se lo enseñaron en la universidad
  • Por otro lado, el rol del Gerente rara vez aparece. Los procesos, sistemas y controles nunca se desarrollan y por ende la empresa nunca deja de depender de su dueño. La empresa no se puede escalar ni crecer de manera sostenible y rentable.
  • Por último, el rol del Emprendedor a veces se aparece y a veces no. Continuamente está generando nuevas ideas de negocio pero estas rara vez se ejecutan porque en la empresa no existen procesos, estandarización, controles, orden y estructura que pueden soportar una diversificación.

Si en verdad quieres hacer que tu negocio crezca este año, debes aprender a balancear los 3 roles, es más, entre más ocupes el sombrero del Gerente y el del Emprendedor, más crecerá tu empresa, pero si el 80% de tu tiempo sigues utilizando sólo el sombrero del técnico, sólo trabajarás mucho y ganarás lo mismo.

 ¡No repites esto en el 2019!… aún estás a tiempo

 Si tu durante años has soñado con tener un negocio que te proporcione libertad financiera y de tiempo de manera simultánea, ¡deja de soñar y acércate a los expertos que te puedan ayudar a lograr esto!

No esperes a tener una crisis en tu empresa para tomar acciones. Tal vez ya será demasiado tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − dos =