Tiempo libre y Sistematizacion

Cómo hacer que tu negocio valga 3 ó 4 veces más de lo que vale ahora… sin vender más

Imagina que tú eres un inversionista profesional y por tanto el dinero no es problema para ti porque lo tienes o lo puedes conseguir.

Ahora imagina que se te presentan 2 oportunidades para invertir tu dinero: el negocio “A” y el negocio “B”

Estos son sus números y características:

Negocio “A”   Negocio “B”
  • Es un restaurante de hamburguesas
  • Es un restaurante de hamburguesas
  •  Tiene ventas por USD $500,000 anuales
  • Tienes gastos por USD $350,000 anuales
  • Tiene ventas por USD $500,000 anuales
  • Tienes gastos por USD $350,000 anuales
  • Tiene ganancias por USD $150,000 anuales
  • Tiene ganancias por USD $150,000 anuales
  • Tiene activos por USD $300,000
  • Tiene activos por USD $300,000
  • Tiene deudas por USD $100,000
  • Su capital contable por tanto es de USD $200,000
  •  Tiene deudas por USD $100,000
  • Su capital contable por tanto es de USD $200,000
  • Su dueño trabaja 12 horas al día
  • Su dueño trabaja 4 horas al día
  • No hay sistemas ni procedimientos
  • Todo está sistematizado
  •  No tiene tecnología
  • Todo está automatizado
  • Precio: USD $300,000
  •  Precio: USD $1,000,000

Como puede ver, en el papel ambos valen lo mismo con la diferencia de que el negocio “A” no cuenta con manuales de sistemas, no tiene procedimientos, no tiene tecnología para mejorar la productividad y esto obliga a su dueño a trabajar 12 horas al día mientras que en el negocio “B” el dueño sólo tiene que trabajar 4 horas al día -si quiere- porque todo está sistematizado y automatizado. El negocio “A” se llama “Hamburguesas López” y le negocio “B” se llama “McDonalds”. Como inversionista profesional, ¿tú en cuál invertirías?

Obviamente en la opción “B” -McDonald´s- ya que estarías adquiriendo un verdadero activo, es decir, algo que estaría poniendo dinero en tu bolsillo sin que tú tengas que trabajar mientras que si inviertes en la opción “A” estarías comprando un trabajo y nadie en el  mundo de las inversiones hace eso.

La mayoría de los empresarios confunden su profesión con su negocio. Todos los negocios empiezan con una profesión exitosa, pero llega el momento en que los dueños debemos decidir si queremos seguir siendo profesionales o queremos convertirnos en verdaderos empresarios, y eso solo lo vamos a obtener siguiendo una metodología de construcción y desarrollo de negocios.

No formes parte del 98% de los dueños de Micro pymes que trabajan demasiadas horas al día sin que su esfuerzo se vea recompensado por lo que fue su sueño al poner su negocio: lograr libertad financiera y de tiempo de manera simultánea.

Todo en esta vida tiene un precio y los negocios no son la excepción. El precio del éxito empresarial consiste en trabajar fuertemente, con metodología y enfoque durante un par de años mientras que el precio del fracaso empresarial consiste en trabajar fuertemente durante ¡toda tu vida!

¿Qué precio quieres pagar?

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 8 =