Tiempo libre y Sistematizacion

Gané tiempo libre en mi negocio y ahora… ¿qué demonios hago con él?

Hace algunos años, cuando logré construir mi primer negocio que ya no requería de mí para funcionar bien, me sucedió lo siguiente:

Como tenía mucho tiempo libre, decidí inscribirme en un club deportivo para jugar tenis todos los días ya que este deporte me encanta y me apasiona. Sin embargo, pronto me di cuenta de que las únicas personas que juegan tenis a media mañana un día entre semana son jubilados, retirados o amas de casa y yo tenía en ese entonces 35 años.

Las pláticas giraban en torno a los recuerdos de juventud de mis compañeros tenistas o al estado físico de sus próstatas.

Obviamente me di cuenta de que yo no pertenecía ahí aún y caí en la cuenta de que un empresario necesita ganar tiempo libre, no para dedicarlo todo el tiempo al ocio, sino para poner otros negocios y para seguir generando abundancia y riqueza no sólo para sí mismo, sino para su equipo de trabajo y para su sociedad.

De esta forma, regresé a trabajar y me enfoqué en hacer crecer y en diversificar mi patrimonio poniendo una constructora, una agencia de representación de espectáculos masivos y una casa de empeño y por supuesto, me enfoqué en hacer crecer Best Coaching hasta convertirlo en la primera y única firma mexicana de Coaching de negocios que franquicia su modelo de negocio.

Como puedes darte cuenta, lograr tener tiempo libre en tu negocio no es un lujo, es tu obligación y es parte de tu trabajo como dueño. Se lo debes a tus empleados, a tu familia y a ti mismo ya que si no lo logras, difícilmente tu negocio y tu patrimonio crecerán y con ello también se detendrá el crecimiento de tu gente.

Ahora debes decidir si te quieres quedar como estás ahora o si valdría la pena para ti hacer un pequeño esfuerzo, salir de tu zona de comodidad y aprender a hacer las cosas que harán que ganes más dinero, trabajando menos horas en tu empresa y como resultado, mejorarás enormemente la calidad y el nivel de vida tuyos y de tu familia.

Así que deja de lado un par de horas la operación de tu negocio y adquiere conocimientos que sólo un verdadero empresario posee, acércate a los expertos que te puedan ayudar a lograr esto

Todo en esta vida tiene un precio y los negocios no son la excepción. El precio del éxito empresarial consiste en trabajar fuertemente, con metodología y enfoque durante un par de años mientras que el precio del fracaso empresarial consiste en trabajar fuertemente durante ¡toda tu vida!

¿Qué precio prefieres pagar?

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − siete =